Llega el 26 de abril y como todos los años celebramos el Día Mundial de la Propiedad Intelectual e Industrial. Daremos a conocer la importante función que desempeñan los derechos de propiedad intelectual e industrial (PI) en el fomento de la innovación y la creatividad.

Se conmemora en esta fecha al ser el 26 de abril el día en el que entró en vigor, en 1970, el Convenio de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Este organismo tiene dos objetivos principales; el primero de ellos es promover y fomentar la protección de la propiedad industrial e intelectual en todo el mundo; y el segundo, asegurar la cooperación administrativa entre las uniones de propiedad intelectual que han sido establecidas en virtud de los tratados administrados por la OMPI.

Cada año la OMPI dedica este día a un sector de la sociedad, haciéndolo este año a las Pequeñas y Medianas Empresas, conocidas por todos como PYMES, bajo el lema “La PI y las pymes: para que las ideas lleguen al mercado”.

Debido al retroceso económico causado por la pandemia del COVID-19, que ha asolado al mundo y en un contexto en que la recuperación económica se plantea como una necesidad imperiosa.  La OMPI en el Día Mundial de la Propiedad Intelectual 2021 arroja luz sobre el papel fundamental de las PYMES en la economía actual y el modo en que estas pueden utilizar los derechos de la Propiedad Industrial para crear empresas más sólidas, competitivas y resistentes, reconociéndolas como la piedra angular de las economías nacionales. Estos proporcionan los bienes y servicios que disponemos y utilizamos a diario, gestan innovaciones revolucionarias y creaciones inspiradoras, sin olvidar los puestos de trabajo que generan, convirtiéndose en las empresas líderes del mañana.

Las patentes de invención, los modelos de utilidad, los secretos industriales, las marcas, o los diseños industriales, en definitiva, todos los derechos de Propiedad Industrial, desempeñan un papel fundamental para ayudar a las empresas y PYMES a dotar de fuerza y competitividad a su actividad comercial, convirtiendo una nueva idea de un negocio, en una oportunidad única, que puede generar valor y empleo, enriqueciendo el mercado con nuevas propuestas de productos o servicios a disposición de los consumidores, dotando a la empresa de mayor competitividad.

La protección en base a los derechos de Propiedad Industrial tiene un importante papel que desempeñar ayudando a sus titulares, en este caso a las PYMES a:

  • Proteger productos y servicios.
  • Aumentar la visibilidad, el interés y el valor de los productos y servicios en el mercado.
  • Diferenciar la empresa y sus productos y/o servicios frente a la competencia.
  • Acceder a información y conocimientos especializados y comerciales;
  • Evitar el riesgo de utilizar involuntariamente contenidos pertenecientes a terceros o de perder, también involuntariamente, información, innovaciones o producciones creativas propias y valiosas.

Cabe recordar un estudio publicado por la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual (EUIPO) y la Oficina Europea de Patentes (OEP)  que compara el rendimiento económico de las empresas titulares de Derechos de Propiedad Industrial PI (patentes, modelos de utilidad, marcas y dibujos y modelos industriales) con aquellas que no lo son. Concluyendo que, las empresas que son titulares de DPI tienen más empleados y con ingresos superiores por empleado que los que no disponen de estos derechos de Propiedad Industrial.

Desde ALVAMARK les ofrecemos un asesoramiento personalizado, realizando una  auditoría o diagnóstico sobre la mejor cobertura registral y aplicación de los derechos   de propiedad industrial e intelectual a su empresa o PYME, y de este modo aportarle competitividad en el mercado.

Fuente de la fotografía: OMPI (https://trello.com/b/b8KtpI0T/world-ip-day-2021-social-media-kit)

Descubre otros artículos de este blog aquí.