Aduanas Desde el 1 de enero de 2014, se comienza a aplicar el nuevo Reglamento (UE) Nº 608/2013, relativo a la vigilancia por parte de las autoridades aduaneras del respeto de los derechos de la Propiedad Industrial e Intelectual, así como su Reglamento de Ejecución (UE) Nº 1352/2013 de la Comisión Europea.

Esta nueva normativa se encuadra en el plan estratégico europeo global para luchar contra la falsificación y la piratería, fijando su objetivo no sólo en la intervención de las mercancías sospechosas de vulnerar determinados derechos de Propiedad Industrial e Intelectual, sino también en la implantación de medidas a adoptar, atajando la comercialización de las mismas sin obstaculizar el comercio legal.

Con este nuevo Reglamento, se pretende introducir mejoras en el marco jurídico a fin intentar impedir la entrada en la Comunidad Europea, de productos falsificados, no solo por el fraude que supone con el consiguiente deterioro económico del país donde se lleva a cabo, sino por el riesgo para la salud y la seguridad que este tipo de mercancías fabricadas ilegalmente pueden conllevar.

El Reglamento 608/2013, adapta la normativa a las nuevas prácticas, productos y procedimientos utilizados en la actualidad por los infractores que vulneran derechos
prioritarios, y concretamente el reglamento contempla la vigilancia aduanera de:

• Marcas
• Nombres Comerciales
• Diseños Industriales
• Patentes
• Modelos de utilidad
• Derechos de autor o derechos afines
• Indicaciones geográficas
• Certificados complementarios de protección para medicamentos
• Certificados complementarios de protección para productos fitosanitarios
• Obtenciones vegetales
• Topografías de productos semiconductores
• Dispositivos, productos o componentes para la elusión de cualquier tecnología, dispositivo o componente de protección de derechos de autor
• Moldes o matrices para la fabricación de mercancías infractoras

Quedan excluídas, las mercancías no comerciales contenidas en el equipaje personal de los viajeros, siempre que no se destinen a uso comercial, y las importaciones paralelas, así como las sobreproducciones no autorizadas.

La vigilancia de estos derechos, se realizará por las autoridades aduaneras de los estados miembros, quienes intercambiarán información con la OMC, y autoridades administrativas de los estados miembros. Así mismo, el Reglamento de Ejecución (UE) Nº 1352/2013 de la Comisión Europea, contempla el procedimiento formal para que los titulares de los derechos puedan solicitar el control de mercancías, y la tutela de los derechos por parte de las autoridades aduaneras.

Entre las medidas novedosas, cabe destacar un procedimiento simplificado específico en relación a los pequeños envíos de mercancías falsificadas o piratas, adquiridas en su mayoría vía internet, y que permite destruir el material incautado sin orden judicial, y sin que el solicitante del material incautado tenga que manifestar su consentimiento expreso en cada caso.

En definitiva, se pretende reforzar el respeto, y la tutela de los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual, garantizando una apropiada seguridad jurídica, en el ámbito del comercio comunitario, tanto a titulares de derechos, como a fabricantes y comerciantes respetuosos con la normativa legal.

Desde ALVAMARK, aconsejamos y asesoramos a las empresas sobre la implantación de medidas de vigilancia, tutela y control aduanero, a fin de defender, y hacer valer sus derechos de Propiedad Industrial e Intelectual en el Comercio Internacional.