Desde el inicio de la propuesta en 2010, España la rechazó por la exclusión del español como lengua oficial.

Luis de Guindos, ministro de Economía, Industria y Competitividad, durante la sesión de control al Gobierno del 11 de marzo en el Congreso de los diputados, ha confirmado la no la incorporación de nuestro país al sistema de Patente Unitaria al ser excluido el español como lengua oficial.

Desde el inicio de la propuesta europea en 2010 España junto a Italia la rechazaron por este “tema del idioma” exponiendo que la exclusión de nuestro idioma supone que las empresas españolas “tendrían que traducir a una de las lenguas oficiales las solicitudes de patentes que realicen y además respetar patentes no traducidas al español”.

Esto “generaría una gran inseguridad jurídica y discriminación de nuestras empresas, especialmente las más pequeñas”, frente a posible demandas sobre validez de patentes de otro estado miembro que “solo podrán plantearse en la lengua de la solicitud” y los casos contra empresas españolas se desarrollarán en la lengua que elija el demandante.

A la larga, según de Guindos, ello podría dar lugar a “una merma de la capacidad de innovación”. Aclarando que “las empresas españolas podrán hacer uso de este sistema cuando esté en vigor, lo mismo que las compañías de otros países”.